728x90 AdSpace

Artículos
miércoles, 19 de abril de 2017

Reciclar las flores de las bodas para dar una alegría a ancianos en residencias

Las bodas son una extraordinaria ocasión para celebrar la vida y el amor. Pocos piensan sin embargo en la gran cantidad de desechos producidos y los desperdicios que, inevitablemente, hay en este tipo de eventos.

“Cada año, en Estados Unidos, se celebran unos 2,25 millones de enlaces“, explica la ex wedding planner Jennifer Grove, “cada uno de los cuales llega a producir unos 200 kg de desechos“.

Después de muchos años de trabajo en este sector, Jennifer Grove ha sentido la exigencia de comprometerse para reducir los desperdicios.

Su trabajo le daba la satisfacción de acompañar a la pareja hacia el gran día, pero la idea de tener que tirar “una cantidad épica” de flores –preciosas y en óptimas condiciones– le hacía sentirse mal.

“¿Por qué tirar las flores cuando la fiesta ha terminado?”, una pregunta constante que le inspiró la idea de crear Repeat Roses.

Su agencia permite disfrutar el acontecimiento con la conciencia de que parte de él seguirá viviendo y llevando alegría a otras personas.

Cuando la música termina y se van los invitados, las flores se entregan a personas que necesitarían más belleza en sus vidas.

Maravillosos ramos nupciales y centros de mesa floridos se tratan para mantener fresco su aspecto, y después se distribuyen a enfermos en hospitales, centros oncológicos, casas de reposo y otras estructuras parecidas.

“Compartir significa cuidar, y la amabilidad es importante”, se lee en el sitio web de Repeat Roses. Una acción que alegra el corazón de muchas personas, con una atención particular al cuidado del medio ambiente.

Otro aspecto de la actividad de esta organización es que, después de unos días, se recuperan las flores marchitas de las estructuras a las que se habían donado, para destinarlas a la fabricación de compost (abono natural), eliminando así toda la basura posible, y ayudando a los agricultores locales, proporcionándoles compost para ser usado como abono.

“Algunos piensan que esto es fácil de hacer, pero es mucho trabajo”, afirma Jennifer. “El trabajo es mucho, pero es una oportunidad única de unir, en un único servicio, amabilidad y sostenibilidad. En resumen, restituimos a la sociedad y a la propia naturaleza”.

Así, concluye Jennifer, “la pareja hace su primera acción de caridad como marido y mujer… aún antes del viaje de bodas”.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Reciclar las flores de las bodas para dar una alegría a ancianos en residencias Puntaje: 5 Reviesado por: El Evangelio del día